Todos nuestros zumos están elaborados de ingredientes 100% naturales, sin ningún aditivo (ni conservantes ni estabilizadores, nada de nada). Están licuados en frío para extraer todas las vitaminas, minerales y enzimas en su estado puro para que sean fáciles de digerir para el organismo.

Los zumos pasan por un proceso de alta presión (High Pressure Processing; HPP) que consiste en someter a nuestros zumos a altísimas presiones (como si los sumergiéramos a 60 km debajo del agua). Así conseguimos que se mantengan frescos durante más tiempo, pero sin calentarlos ni pasteurizarlos, con lo que no pierden ninguna de sus propiedades.

Si quieres saber más sobre nuestros zumos, consulta sus ingredientes en esta misma web, o escríbenos con tu consulta.