Envío gratis a la Península Para pedidos a partir de 15€ PT continental (Pedidos > 15€)
se ha añadido a tu carro correctamente.

Zumos contra el insomnio por el calor asfixiante y algunos consejos más.

Zumos anti-insomnio

El asfixiante calor de ya demasiados días en verano hace muy difícil conciliar el sueño, convirtiendo el insomnio en un indeseable compañero en nuestras vidas durante esta época del año, con los consiguientes efectos sobre nuestro humor, nuestra productividad en el trabajo o en el desempeño de cualquier actividad diaria. Una noche sin dormir o durmiendo demasiado poco nos pone el día muy cuesta arriba.

Una rutina para combatir el insomnio en las calurosas noches de verano.

Para los que padecéis este engorroso problema, os propongo una rutina que da bastantes buenos resultados cuando la noche promete ser asfixiante.

Prepárate un zumo verde para relajar el cuerpo.

Aunque el exceso de calor sea el principal causante de este tipo insomnio, no hay que olvidar que la impotencia que nos provoca la situación y el desesperante paso de las horas dando vueltas en la cama hace que nuestro cuerpo se tense y haga aún más difícil conciliar el sueño. Vamos, que lo primero que debemos intentar conseguir es relajar el cuerpo, y nada mejor para ello un “zumo verde”.

Aquí van un par de opciones bastante efectivas.

Licuado de lechuga y pepino

Este sencillo y refrescante batido tiene dos alimentos que son considerados como excelentes aliados para combatir el insomnio.

La lechuga, que tiene importantes nutrientes que ayudan a conciliar el sueño y a eliminar sensaciones de ansiedad.

Y el pepino, que estimula la producción de serotonina, una hormona relacionada con el buen estado de ánimo y el buen sueño.

Ingredientes

  • ½ lechuga.
  • 1 pepino.

¿Cómo prepararlo?

  • Llevar todos los ingredientes a la licuadora, batir unos minutos y beber bien fresquito.
  • Cortar el pepino en trozos y envolverlos en las hojas de lechuga.

Licuado de durazno y manzana

Este delicioso licuado tiene un sabor muy agradable, además de ser una excelente ayuda para conciliar mejor el sueño.

Ingredientes

  • 3 duraznos.
  • 1 manzana.
  • 1 manojo pequeño de menta.

¿Cómo prepararlo?

  • Lavar, pelar y picar bien las frutas.
  • Agregar todos los ingredientes en una licuadora, batir unos segundos y luego beber el licuado bien fresquito sin colar.
  • Se debe consumir por lo menos 30 minutos antes de ir a dormir.

Sigue algunos trucos caseros para enfriar el dormitorio

Cuando el calor aprieta sin piedad y se hace imposible pegar ojo, y además no contamos con un aire acondicionado, afortunadamente existen maneras para conseguir enfriar nuestro cuerpo y mantener más fresquito el dormitorio, por lo menos para poder conciliar esas horas de sueño tan necesarias antes de afrontar una larga jornada.

Aquí van algunos trucos caseros para conseguir dormir cuando hace mucho calor.

  • Toma una cena ligera y fresca

Las comidas más pesadas y calientes, obligan al cuerpo a generar más calor para digerirlas, por lo que lo ideal es cenar ensaladas, gazpachos o yogures.

También es una buena opción incorporar alimentos como el arroz en las ensaladas, ya que contiene melatonina, una hormona que el cuerpo utiliza como inducidor del sueño y que puede ser un buen aliado a la hora de conciliar el sueño.

  • Mantén el calor fuera de tu habitación

Si tenéis un ventilador en casa, una buena idea es encenderlo en dirección a las ventanas, que es por donde se cuela el aire caliente. Y si queréis conseguir  un mayor efecto fría, podéis colocar delante del ventilador un bol con hielos.

Y en días que son extremadamente calurosos, os recomiendo mojar una sábana y colgarla humedecida “a modo de cortina” por dentro de la ventana. De ese modo, impediréis que gran parte del calor que se filtra a través de ella y no acceda al interior, aunque tengamos la ventana y la persiana cerrada.

  • Date una ducha de agua tibia antes de acostarse

Al contrario de lo que suele pensarse, la ducha de agua fría no es la solución. Un buen consejo es darse esa ducha, pero no con agua fría, sino con agua tibia.

  • Utiliza un pijama húmedo o ligero

Puedes humedecer un poco tu pijama y echarte sobre una toalla para evitar mojar la cama, pero si te incomoda la sensación de acostarte con la ropa húmeda, también puedes mojar un trapo y colocártelo en la frente al acostarte.

Por supuesto, utiliza un pijama o una ropa fresca para dormir.

  • Refresca tu almohada

Una almohada fría nos ayuda a reducir la temperatura del cuerpo y hacernos sentir más cómodo.

Para enfriar tu almohada puedes utilizar un paquete fresco, como los que solemos tener en el congelador para aplicarnos cuando “nos ponemos hielo” e introducirlo dentro de la funda de la almohada.

¿Cómo lo veis? Una sencilla rutina a seguir para los enormes beneficios que proporciona, ¿verdad?

Y recordaros también que, si lo complementáis con un plan detox que elimine todas las toxinas que acumula vuestro cuerpo, los efectos de todo esto que os he comentado podrán ser aún mayores, pudiendo conciliar el sueño mucho mejor a pesar del asfixiante calor del verano.

Así que… ¡felices sueños!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Pide tu Drink6 y te lo mandamos a casa! EMPIEZA HOY

¡Entérate antes que nadie!

Recibe las novedades y promociones de Drink6 por correo electrónico. Sólo tienes que escribir tu dirección y hacer clic en "Suscríbete".